[siteorigin_widget class=”LSOW_Hero_Image_Widget”][/siteorigin_widget]

¿Quién es Joe Biden? 

Pese a no contar con la popularidad del actual Presidente, Biden no es un desconocido en la política estadounidense. Todo lo contrario, es un representante de la política tradicional (aquella a la que se opuso Trump en 2016) y busca explotar ese capital político en lo que resta de la campaña. De 77 años, ha sido seis veces senador por Delaware y ha tentado la nominación sin éxito dos veces (1988, 2008).

¿Cuáles son sus ejes de campaña?

No a Trump. Esas tres palabras representan, no sólo la campaña de Biden, sino la propuesta que más se ha resaltado desde el Partido Demócrata para apoyar a Biden. Es necesario señalar que lo que lo sostiene en un clima de inestabilidad política es el apoyo de candidatos con discursos mucho más radicales que el suyo y cuyas promesas de campaña sí satisfacían las necesidades que hoy vuelven a presentarse como necesarias. En un país que parece dividirse entre extremos, Biden apuesta por un seguro centro (y una vuelta a la derecha). Su apuesta por un discurso que ligeramente reinvindica ciertos derechos (sin terminar de condenar al otro lado) le rinde frutos pues al frente está Trump, pero no necesariamente será así siempre.

Su posición es totalmente opuesta a la de Trump, y ello puede ser algo positivo como negativo. Por un lado, no tiene a una población en su contra (muy pocos se atreven a recordar su paso por el Gobierno de Obama o sus posiciones controversiales sobre determinados asuntos en el Senado) pero tampoco tiene un núcleo, un voto seguro como sí lo tiene Trump. Esto probablemente pueda jugarle en contra al llegar al poder. Un Presidente sin aliados es un Presidente aislado. Pero sobre todo, y aquí viene el lado más negativo para Biden: sin Trump, habría sido otro candidato mediocre. Hoy es la esperanza de un país. ¿Podrá estar a la altura de las circunstancias?