#DeudasTributarias: Sentencia para no pagar

Postveritat nace buscando derrumbar la posverdad expandida en la sociedad, centrándose en desmentir ciertas declaraciones o vídeos que promueven la desinformación con medias verdades, además de aclarar todo aquello que deba ser aclarado. Postveritat busca la verdad, en tiempos en los que es necesaria.

En Perú, en los últimos días a través de las redes sociales, miles de usuarios han alzado su voz de protesta frente a una posible sentencia del Tribunal Constitucional para que las grandes empresas no paguen sus deudas. ¿Es esto cierto? Por ello, en Postveritat, explicaremos un poco más lo que se esconde detrás de este revuelo.

¿Qué pasa el 22 de septiembre?

Lo concreto es que ese día el Tribunal Constitucional deliberará sobre una demanda de inconstitucionalidad presentada por el Colegio de Abogados de La Libertad sobre la Primera Disposición Complementaria Transitoria de Decreto Legislativo 1421.

¿Qué plantea esa P.D.C.T?

Básicamente corrige algo controversial que determinó el Tribunal Fiscal en 2017 respecto al período de cobranza de una deuda por parte de SUNAT. Normalmente se determinaban cuatro años para calcular una deuda, y cuatro más para hacerla efectiva. Pero tras una decisión del TF, ambos plazos se separaban y corrían al mismo tiempo, lo cual dejaba a SUNAT con solo cuatro años para determinar una deuda y cobrarla.

¿Cómo puedes cobrar una deuda si aún no has determinado la extensión de la misma? Difícil saberlo. Claramente esto no es problema para el contribuyente corriente, pero sí cuando se trata de grandes empresas con deudas que no quieren reconocer y con dinero para empezar procesos legales respecto al reconocimiento de deudas. Es decir, puede tardar más de cuatro años siquiera poder calcular una deuda para una gran empresa, y apegándose a la prescripción, muchas empresas se salvarían de pagarlas. Cuando el Ejecutivo se enteró de esto decidió incluir dentro del D.L. 1421, una Disposición que señala que el plazo de prescripción empieza a contar después de que SUNAT determina la deuda y la notifica.

¿Cómo nace esta demanda?

En 2019, Manuel Montoya Cárdenas presentó la demanda de inconstitucionalidad como decano del CAL de La Libertad. Como Ojo Público señaló a inicios de año, detrás de esta demanda, se encontraba el estudio Gálvez & Dolorier que, curiosamente, también representa a las grandes empresas deudoras que se verían beneficiadas de esta prescripción. Claramente, su accionar se ve guíado por bondad hacia el pequeño y mediano empresario y no tanto por el beneficio de sus millonarios clientes.

¿Cuáles son las defensas de la demanda?

Algo de lo que señaló José Gálvez Rosasco, uno de los socios del estudio Gálvez & Dolorier, para Ojo Público resuena entre los defensores de esta demanda: “Va a impactar en todos los contribuyentes que se encuentren afectados por esta norma”. No le falta razón. Es cierto, esta norma como tal afecta a todos los contribuyentes que se encuentren bajo el umbral de la norma. Pero evidentemente, el riesgo de perder 11 mil millones no se concentra en todos los contribuyentes, sino en grandes empresas que aparentemente no tienen ningún problema en acogerse a la prescripción de sus deudas, como las que se encuentran en este gráfico..

https://datawrapper.dwcdn.net/uUVvj/5/
Gráfico: OjoPúblico Fuente: Sunat Creado con Datawrapper.

Otro punto que señala es que esta norma es retroactiva, pero ello es meramente una errónea interpretación de la norma. El plazo de prescripción tiene todo un recorrido, lo que implica que si no ha llegado al punto final, no puede existir una prescripción. ¿Por qué mencionamos esto? Porque muchos procesos judicializados por las grandes empresas respecto a sus deudas aún no acaban. Es decir, muchas deudas aún siguen calculándose y debatiéndose en juzgados mientras hablamos. Deudas que se remontan a más de una década, incluso.

¿Qué plantea el Tribunal Constitucional?

La propuesta de sentencia fue redactada por el magistrado Ernesto Blume y pretende declarar fundada la demanda, recogiendo el argumento de la retroactividad pues contabiliza el plazo de cobro en una fecha distinta al plazo de inicio. Además, considera que en las facultades legislativas que le otorgó el Congreso al presidente Martín Vizcarra, en 2018, no se indicaba, de forma literal, que él podía normar sobre este tema. 

¿Cuál sería el impacto de esta sentencia?

Paolo Benza, periodista peruano, nos comentó que de aprobarse esta sentencia, el Estado perdería cerca de 11 mil millones y abriría la puerta a que en un contexto de pandemia, muchas empresas pudieran acogerse a esta sentencia para evitar el pago de muchas deudas. Pero como ha revelado Ojo Público, son cerca de 132 empresas las que se verían beneficiadas a costa del Estado por esta sentencia. Este dato no es menor en un contexto de reactivación económica, y por ello sorprende la pasividad de algunos medios de comunicación para no informarlo o, en todo caso, pasarlo como una nota relativamente intrascendente.

Benza señaló que el punto más controversial de la sentencia que propone Blume es el punto 79.

Imagen

¿Por qué? Pues porque este punto abre el camino para que varios de los procesos judiciales aún en curso puedan acogerse a esta eventual interpretación en las última instancias.

Así, esta sentencia abriría la puerta no solo a perder 11 mil millones de soles, sino muchos más que aún continúan peleándose en juzgados, como la deuda de 255 millones de soles que Telefónica venía luchando hace más de una década y que a través de un fallo, se vio obligada a pagar a SUNAT. El costo de esta sentencia no tendría solo un efecto inmediato, sino un efecto a largo plazo que erosionaría nuestro ya pobre aparato fiscal, siendo el gran beneficiario la gran empresa deudora de nuestro país.

No podemos ignorar el hecho de que contamos con un aparato fiscal deficiente, y sin duda, SUNAT debería poder calcular y cobrar una deuda en un período de cuatro años. Pongámoslo en términos simples y sencillos: esto a la actualidad no sucede. Tampoco podemos pasar por alto el carácter abusivo y el trato casi de criminal con el que persigue a los contribuyentes, pero esta discusión no se centra en ello. Apoyar un fallo en base a un ideal, a una molestia independiente a este hecho y no a una realidad sería doblemente irresponsable, y ello no debe guíar el accionar de los siete magistrados del TC que definirán esta situación.

¿Qué piensan los involucrados en este asunto?

Evidentemente, los representantes de las grandes empresas han guardado silencio en estas últimas horas. Motivos no les faltan. Nadie quiere ser visto defiendiendo deudas millonarias al Estado en este contexto de pandemia. Por parte de SUNAT, claramente ven perjudicial que esta sentencia pueda ser aprobada.

Pero algo que no podemos ignorar aquí es que la presente gestión del CAL de La Libertad ha presentado un desistimiento de la demanda. ¿Bajo qué motivos? Pues porque la demanda no fue promovida por la actual gestión, y se han dado cuenta que la demanda no protege ningún interés público.

Imagen

No obstante, en el artículo 106 del Código Procesal Constitucional se menciona que el proceso solo termina con una sentencia.

Imagen

Paolo Benza nos comentó que el Tribunal Constitucional ya ha actuado de oficio en casos similares omitiendo el desistimiento en virtud de dicho artículo, por lo que no habría ningún impedimento que lo haga así en este caso, y esto mismo lo reconoce el propio CAL en su comunicado que pide por el contrario una “interpretación teleológica” de la norma “en favor de las grandes mayorías y sectores más vulnerables”.

Por lo que, más allá del comunicado que ciertamente pretende limpiar al CAL de cualquier responsabilidad, esto será definido por 5 votos (los necesarios para aprobar una demanda por inconstitucionalidad) de estos magistrados:

  1. Ernesto Blume Fortini
  2. Marianella Ledesma Narvaez
  3. Augusto Ferrero Costa
  4. Manuel Miranda Canales
  5. Carlos Ramos Núñez
  6. José Luis Sardón
  7. Eloy Espinosa-Saldaña

¿Entonces cuál es escenario para este 22 se deptiembre?

Ante nuestra consulta de si existía un estimado de cómo podría resultar la votación, Benza admitió que no había un panorama claro sobre este tema. Por lo que podríamos guíarnos en hechos que parecen triviales pero que no lo son a largo plazo, recordando los 5 votos necesarios para admitir la demanda.

Y es que de estos 7 magistrados, 6 ya vencieron su mandato hace más de un año. Muchos de ellos, como renombrados abogados, eventualmente acabarán trabajando para estos estudios que hoy defienden a estas grandes empresas a expensas del Estado. Es una posibilidad que el sentido de sus votos se incline pensando en su futuro laboral y no en el futuro de todos los peruanos. Evidentemente, desde esta revista esperamos que ese no sea el caso.

En Perú, los impuestos de las grandes empresas puede cobrarse en un año como en diez . Ya sea por aparatos deficientes o por empresas que prefieren jugar al borde de la ley, lo cierto es que el impuesto es una moneda al aire para las grandes empresas: puede como no puede pagarse. Constantemente señalamos la irresponsabilidad del Congreso de la República al promulgar o proponer leyes populistas que solo le harían daño al Estado. ¿No podríamos señalar lo mismo del Tribunal Constitucional si se llegase a aprobar esta sentencia? Finalizamos con un ejemplo que la excongresista Marisa Glave brindó en Twitter y que podría significar el costo de esta sentencia para no pagar:

8 millones de familias recibieron S/.5 mil millones en bonos. Si mañana el Tribunal Constitucional aprueba la demanda de inconstitucional sobre deudas tributarias, permitirá que 158 empresas dejen de pagar S/.9 mil millones. Casi el doble.

El esquema de tratamiento de Podemos Perú

A la fecha, no existe tratamiento médico comprobado como efectivo contra la COVID-19. Esto no impide que cada cierto tiempo, ciertas imágenes o mensajes sean difundidos en redes sociales como las curas efectivas contra el virus. Y van desde la receta de pastillas hasta el consumo de determinados alimentos. Este es el caso de Podemos Perú.

Seguir leyendo

La reforma de pensiones en Perú

Maria Antonieta Alva, Ministra de Economía y Finanzas, comunicó hoy que el proyecto de reforma de pensiones enviado por el Poder Ejecutivo había sido archivado por la Comisión de Economía. ¿Qué pasó? ¿Es esta una prueba más del renovado obstruccionismo del Congreso? De estas preguntas nos encargaremos hoy.

Seguir leyendo

#fueraZamora

En las últimas horas, el ambiente político en Perú se ha visto cargado de ataques y pedidos de renuncia al Ministro de Salud, Víctor Zamora Mesía. En este artículo nos encargamos de averiguar por qué las redes, y ciertos personajes de la política, piden su salida.

Seguir leyendo

#GatesHacked: la verdad detrás de un hasthag

En algún momento nos preguntaremos cómo es que Twitter y la lista de las tendencias dictan hoy las noticias. En otro momento, nos cuestionaremos como ahora las narrativas son tan fácilmente manipulables desde uno u otro sector de la sociedad. Pero, en estos tiempos de pandemias, de lo que tenemos que ocuparnos es tratar de esclarecer todo aquello que no es cierto pero pretende pasar como tal, o ver qué se esconde detrás de tantas teorías conspiranoicas que inundan las redes sociales. La última de ellas es el #GatesHacked, de la cual nos encargaremos hoy.

Seguir leyendo

No, The Washington Post no dijo nada de lo que has leído

Sí. No has leído mal el titular. The Washington Post no ha dicho que el coronavirus salió de un laboratorio chino, tampoco ha afirmado que se produjo en un laboratorio y probablemente tampoco ha dicho nada de lo que has leído en redes. ¿Qué realmente se ha dicho sobre el origen del virus? O aún mejor, quién y bajo qué circunstancias lo ha dicho son algunas de las preguntas que intentaremos responder en este artículo.

Seguir leyendo

Postveritat: Hombres por la igualdad

Postveritat nace buscando derrumbar la postverdad expandida en la sociedad, centrándose en desmentir ciertas declaraciones o vídeos que promueven la desinformación con medias verdades. Postveritat busca la verdad, en tiempos en los que es necesaria.


Uno de los fantasmas que recorre Latinoamérica es el de la ideología de género. Y bueno fuera para los grupos conservadores dogmáticos y en su mayoría religiosos que éste existiera, esto al menos justificaría su arremetida contra los Estados que han implementado. En Latinoamérica, es cierto, predomina el machismo. Solo basta dar un vistazo rápido por sus calles, por sus instituciones, por su gente. Aún así, a medida que las nuevas generaciones se van alzando, van creciendo, van conociendo más, entienden que parte de nuestro progreso, empieza por erradicarlo. ¿Cómo empezar? Dilucidando lo que parece oscuro.

En Perú, esta empresa fácilmente podría realizarse semanalmente. La embatida del movimiento Con mis hijos no te metas (CMHNTM) es, para muchos, la amenaza latente para aplicar el tan ansiado enfoque de género en la educación, que si bien no solucionaría los altos índices de feminicidios que presenta el país, sería el primer ladrillo para evitar que futuras generaciones de mujeres sigan muriendo por el mero hecho ser mujeres. No obstante, CMHNTM no es lo que nos preocupa en este artículo, sino algo mucho más puntual.

El que el Ejército peruano se haya sumado a una campaña realizada por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables ha causado revuelo en redes sociales, a tal punto que algunos miembros del Congreso de la República han alzado su voz en protesta, como Héctor Becerril o Tamar Arimborgo. ¿De qué campaña hablamos? 

Su nombre es Hombres por la igualdad, y es un programa que busca que los hombres disminuyan su tolerancia frente a la violencia, a través de un cambio de creencias y actitudes, que les permitan reflexionar y conocer alternativas no violentas para manejar las diversas situaciones de la vida cotidiana. En este artículo buscaremos ofrecer mayores luces sobre esta iniciativa y desnudar las medias verdades difundidas en redes sobre esto.

Ahora bien, ¿cuál ha sido el revuelo con esta iniciativa? En principio, ninguna. Aparentemente a los grupos conservadores nunca se les pasó por la cabeza alzar su voz en protesta contra esto, pues en primer lugar no tenían información alguna sobre ésta. Y probablemente hubiera seguido así de no ser por la actual Ministra, Gloria Montenegro, quién ha conseguido visibilizar muchas de las acciones desde que asumió en el cargo, el 13 de marzo (pese a que su juramentación se dio el lunes 11 del mismo mes).

Como decíamos, el revuelo lo ha causado más bien una foto. Una foto de la inauguración de la Jornada de Sensibilización y Capacitación sobre Masculinidad y Violencia Familiar denominado “Fuerza sin Violencia”, dirigido al personal militar del Ejército del Perú.

MINIST~2.JPG
Foto: Eddy Ramos (ANDINA).

Cumplidos ya cien días de gestión, este escándalo ha representado un verdadero reto para su gestión, principalmente porque las críticas a la foto son generadas por la desinformación generada mayormente por periodistas o figuras influyentes que evidentemente no simpatizan con el enfoque de género y la construcción de nuevas masculinidades. Entre ellos, resalta la voz de Phillip Butters, cuyo programa tras estos comentarios, fue suspendido por el canal que lo transmitía.  

Como mínimo, las declaraciones de Butters alcanzaban para removerlo del aire mas que para una suspensión, pero seguramente pedirle coherencia a los dueños del canal respecto a la defensa de sus principios es mucho. Partamos del hecho que Butters se burla de la posibilidad de que el general Manuel Gómez de la Torre pudiera ser homosexual. Ahora, ¿cómo Butters llega a esta conclusión? ¿por clarividencia? No. Sólo por la vestimenta del mandil rosado. Pese a que al inicio de su programa, señale que “lo más probable es que el señor no sea homosexual”, el resto de su soliloquio se dedica a denigrar el color rosado por lo que pueda representar. Llega a señalar en comparación que de no usar este mandil, se es homofóbico; “es como pedirle a un judío que se ponga una esvástica o si no, es anti-alemán”. Él piensa, al igual que Aldo Mariátegui (cuya declaración se encuentra dentro de su programa en Willax, La hora caviar), que el usar el uniforme es ridiculizar al Ejército. Curioso que quién se ridiculiza frente a una cámara para demostrar algo que hasta ahora es esquivo para sus espectadores hable de ridículos. 

Como le mencionó el propio general Gómez de la Torre durante el evento; “hay que valorar la importancia que tiene la integración e igualdad entre todos. El respeto es fundamental para erradicar muchos problemas y la igualdad es el principio básico dentro de la jerarquía militar”. Pero esto no parece haber calado en ninguno de los críticos de esta iniciativa, principalmente en redes, donde abunda mucho, excepto argumentos lógicos.

No existe estadística conocida actualmente para calcular la homofobia o el machismo por país, pero seguramente Perú estaría en los primeros puestos. Y es que a partir de esta foto, se ha llegado a decir que es una humillación para las Fuerzas Armadas, y que esto es un ultraje al símbolo nacional.

Partamos de esto, para señalar en qué se amparan estas voces:

En el Capítulo II del Reglamento de Uniformes del Ejército se lee lo siguiente:

“Está prohibido:
(1) Alterar el diseño, dimensiones, color y otros detalles de las prendas reglamentarias.

(2) Usar prendas, accesorios, distintivos, insignias, emblemas, etc., que no están prescritos en este reglamento”.

Aquí, solamente el segundo punto sería el que podría señalarse como vulnerado. Pero de ser así, el mandil blanco usado meses atrás por miembros del Ejército durante una campaña contra la anemia, también podría ser incluido pues no está prescrito en el reglamento. ¿Se tomó alguna medida con estos militares que humillaban el uniforme? Claramente no, por la sencilla razón que no es una humillación, y este reglamento no debe ser leído al pie de la letra, sino más bien interpretado. Como fue interpretado seguramente en abril, y lo será ahora.

Abril Panadero

Aún así, de acuerdo al Capítulo IV del Código Penal Militar Policial, estos vendrían a ser los ultrajes a los símbolos nacionales, que han señalado varios usuarios en redes sociales.

CAPITULO IV
Extraído del Decreto Legislativo N° 1094 (Código Penal Militar Policial)

Ahora, expuesto todo esto, ¿Realmente podemos decir que se ha ultrajado el uniforme militar? ¿o algún símbolo en específico? Claro, lo lógico sería decir que no. Pero hay un problema con quiénes han alzado su voz en protesta. Están siendo víctimas de la posverdad.

Aquí, es evidente señalarlo, no se trata de si el mandil es realmente una ofensa, se trata de lo que el mandil representa. Y para el sector más conservador del país, el Ejército es la imagen de la masculinidad; que dicho sea de paso siempre estará relacionada con el color azul, el color de los hombres. Y es que no podemos ignorar que el azul y el rosado están relacionados con el género, pese a que por obvias razones, los colores no tienen género.

Entonces que los militares hayan vestido un mandil de color rosado para una foto, ¿es realmente una afrenta, una humillación? Como bien señalaba la Ministra en declaraciones a la prensa peruana; mayor humillación representa para el Ejército peruano que sus generales estén condenados por el robo de gasolina, por quiénes firmaron el acta de sumisión ante Montesinos, y añadimos nosotros, que muchos de ellos hayan cometido crímenes contra los derechos humanos durante el conflicto armado interno.

Pese a esto, según el diario Expreso, el periodista Alfredo Vignolo ha procedido a formular una acusación contra el general Gómez de la Torre y todo aquel no que no respetara el reglamento respecto al uso del uniforme. Cabe recordar que fue el mismo diario de derecha (y su camarada intelectual, La Razón) quién tuvo esta portada.

El mandil es más bien un símbolo, y mucho más que eso, ahora ha permitido desnudar muchos estereotipos que aún guardamos respecto al Ejército, respecto a lo que puede o no puede vestir un hombre, a lo que la masculinidad representa para muchos peruanos y peruanas. Así como Butters, dentro de la sociedad peruana se pueden rastrear reacciones desmesuradas, que escapan no sólo a la decencia—esa que la sociedad limeña ha confundido con huachafería e hipocresía—sino a la razón. Esperemos que este pseudoconflicto de los mandiles nos sirve como una oportunidad para revisar todo aquello en nosotros que nos permita liberarnos de estas ataduras y construcciones sociales que como sociedad hemos tenido durante tanto tiempo.

Finalizamos, comunicando que quienes estén interesados en formar parte de esta iniciativa pueden hacerlo llamando al teléfono 419 7260 o acercándose a los Centros de Emergencia Mujer (CEM) más cercanos.

Postveritat: ¿Por qué no soy feminista?

Es imposible no haberse encontrado, aunque sea una vez, con este video por redes sociales. Y es que, a primera vista, está lleno de verdad. ¿Pero esta sensación es confiable? Creemos que no, pues lo que Southern hábilmente hace es aplicar la postverdad de forma sutil. Apela  a los sentimientos de las personas que la ven pero sin que te dés cuenta que lo está haciendo.  Comencemos a desentrañarlo, dejando en claro que este proceso ya ha sido llevado a cabo por  feministas previamente, por lo cual algunos argumentos pueden coincidir mas no quiere decir que sea un plagio. Dicho esto, comencemos.

Seguir leyendo