La lucha de clases en el relato filosófico: “Coloquio con la vida” de Máximo Gorki

El escritor ruso Alexei Maximovich Peshkov, más conocido como Máximo Gorki (1868-1936), quedó consagrado en la historia de la literatura soviética como: “el escritor proletario”. Gorki se ganó este distinguido sobrenombre debido a los grandes temas que destacan en sus obras: la pobreza, los marginados sociales, la injusticia contra los pobres, la vida cotidiana de

Ensayo crítico y descontrolado sobre la COVID-19

A principios de diciembre del 2019, se identificaron los primeros casos de neumonía de origen desconocido, en Wuhan, China, posteriormente fue identificado el agente causal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró a este virus inicialmente como el nuevo coronavirus 2019 (2019-nCoV), el 12 de enero de 2020, mientras que el Comité Internacional de

El escritor argentino y la tradición

Quiero formular y justificar algunas proposiciones escépticas sobre el problema del escritor argentino y la tradición. Mi escepticismo no se refiere a la dificultad o imposibilidad de resolverlo, sino a la existencia misma del problema. Creo que nos enfrenta un tema retórico, apto para desarrollos patéticos; más que de una verdadera dificultad mental entiendo que

Evaluación, Paradigma y Pandemia: convergencia para una educación con sentido social.

Independiente de nuestras percepciones en relación a las condiciones que impone el actual panorama de distanciamiento social, el trabajo remoto bajo la responsabilidad de cada establecimiento educacional es un hecho consumado y los/as docentes, en ese afán, tienen un rol esencial. Cada profesional se ha visto en la situación de adecuar sus formatos de trabajo

El desafío político, ético y tecnológico en épocas de pandemia

Desde la Revolución Neolítica, el ser humano se ha jactado de ser el heredero del planeta tierra. Por siglos nos hemos bañado en un óleo de autodeterminación y de superioridad injustificada por la madre naturaleza, cuando de hecho, no poseemos propiedades evolutivas superiores para vindicar nuestro supuesto “derecho al trono”. Claramente la presencia de la