Magdalena Jorge Vega: La Municipalidad de Lima siempre se ha lavado las manos frente a este panorama

Margarita Jorge Vega

Esta entrevista fue realizada y transcrita por Maria Claudia Torres para Poliantea.

La pandemia de la COVID-19 en Perú cobra, en promedio, doscientas vidas a diario. Además, el país enfrenta un nuevo pico de contagios, un horizonte político desolador y numerosas protestas a lo largo del país, entre ellas las realizadas desde el inicio de la cuarentena por las trabajadoras de limpieza del sindicato SITOBUR. Entre los reclamos principales se encontraba que no se vulneren los derechos de las trabajadoras, que se ratifique el mandato judicial ganado por el sindicato SITOBUR durante la gestión del alcalde Luis Castañeda Lossio. Para conocer más a fondo las problemáticas que en medio de una pandemia global deben atravesar las trabajadoras de limpieza en Lima, conversamos con Magdalena Jorge Vega, obrera de limpieza y parte de SITOBUR.

Sabemos que usted y las trabajadoras del Sindicato de SITOBUR vienen protestando en las calles en plena pandemia, ¿Cuál es la demanda más importante que ustedes le exigen al alcalde de Lima Jorge Muñoz?

Nuestra demanda principal es que el alcalde Jorge Muñoz respete el trabajo de 504 obreras de limpieza pública, que no están beneficiadas con ninguna sentencia judicial y cuyo trabajo actualmente corre peligro en pleno estado de emergencia. Por otra parte, pedimos que el alcalde de Lima acate la sentencia judicial como está escrita, donde se indica que las obreras de limpieza pública deben pasar a planilla, ser reconocidas como obreras municipales y el segundo es que no tercerice la limpieza pública, ese es el pedido más importante de nosotras.

¿Por qué creen que el alcalde se niega a respetar un mandato judicial ya aprobado y ganado por medio de diversas protestas igual de masivas durante el mandato de Castañeda Lossio?

Nosotras creemos que el alcalde se niega, porque habrían intereses de por medio. En estos momentos, en pleno estado de emergencia, ¿cómo puede él realizar un concurso de limpieza pública? aprovechándose del estado actual; quizá pensando que la clase trabajadora no va a salir a protestar. Nosotras creemos que hay intereses de por medio, porque con el apuro con el que se está realizando esta tercerización queda todo claro, entonces eso nos hace pensar en su indiferencia y en cómo él actúa. Está cumpliendo el mandato judicial parcialmente, no ve los dos puntos que tenemos: Primero, que la limpieza no se tercerice y segundo, que las obreras de limpieza pasen a planilla.

Desde el inicio de la pandemia en muchos periódicos y canales locales han sido llamadas héroes nacionales, sin embargo; quisiera saber si tanto usted como sus compañeras han contado con todos los implementos de bioseguridad necesarios para salvaguardar su salud de la COVID-19.

En un principio no teníamos, pero como organización sindical exigimos que se nos brinden los implementos adecuados; lo más prescindible que eran las mascarillas adecuadas para la protección contra el virus. Fue así que nos entregaron una de mayor calidad, porque nosotras usábamos la de tela y tuvimos una visita del Ministerio de Trabajo por parte de la SUNAFIL y exhortó a la empresa para que nos entreguen más implementos de bioseguridad y se aumentó. Nos entregaron las mascarillas quirúrgicas, las simples, los guantes de látex, se implementó la desinfección con alcohol al ingresar a la base y la toma de la temperatura antes de entrar a laborar. Se ha implementado poco a poco, pero por parte del empleador se nos han entregado los medios para cuidarnos. Nos lavan los uniformes dos veces a la semana, paulatinamente se han implementado la bioseguridad para las obreras de Lima.

¿Qué le dirías a los periodistas locales que han minimizado las protestas realizadas tanto por ustedes como las realizadas por sindicatos y trabajadores al interior del país?

Sabemos que la gran prensa… ellos están subordinados a los empresarios, entonces los grandes medios de comunicación jamás van a estar en contra de los empresarios de quienes reciben el dinero. A veces ellos poniendo comerciales en sus canales… de ahí les cae su ganancia. Como dijo un periodista de La Plaza Mayor, ellos les dan de comer, por lo tanto ellos no le van a dar la espalda a los empresarios, ellos prefieren darle la espalda a la clase obrera; a la clase trabajadora. Cuando el alcalde Jorge Muñoz iba a declarar en los medios de comunicación, él lo hacía a su gusto y lo interpretaban a su manera, pero no hubo cabida en esa gran prensa para los representantes del sindicato de SITOBUR. Nosotras sabemos y nos damos cuenta que esa gran prensa jamás va estar del lado del pueblo, sino del lado de los poderosos y de quienes reciben más dinero.

Finalmente, ¿Cuántos trabajadores de limpieza de su sindicato se han contagiado de la COVID-19 durante sus labores? ¿Contaron con el apoyo de la Municipalidad de Lima para el costo del tratamiento?

Por parte de la municipalidad de Lima jamás hemos recibido nada los trabajadores. Hasta la fecha se han contagiado un 40% de los obreros de limpieza pública de la COVID-19, muchas de ellas han sido asintomáticas; pero han fallecido 4 compañeras y otras han estado delicadas de salud y se han recuperado poco a poco; otras han tenido que irse de cuarentena por ser personas vulnerables y hasta la fecha no pueden retornar a trabajar.

La Municipalidad de Lima siempre se ha lavado las manos frente a este panorama, niegan que somos trabajadoras municipales, se lavan las manos diciendo que somos tercerizadas y nosotras sabemos que esa tercerización ya ha sido desnaturalizada por el Poder Judicial, ellos ordenaron que la limpieza pública no debe tercerizarse, sino que debe ser tratada por la municipalidad. El alcalde Jorge Muñoz apoyándose en leyes rebuscadas ha buscado tercerizar. No le importa violar los derechos humanos de la clase trabajadora, más aún en plena crisis sanitaria y económica.

Sabemos que más de dos millones de peruanos solo en Lima están ahora desempleados, sin trabajo. Vemos la realidad de los ambulantes que salen a vender a las calles y les roban sus mercaderías. En este contexto Jorge Muñoz decide realizar el despido de 504 trabajadoras que quedarían en la informalidad, agravando su situación. Lo que nosotras queremos evitar es justamente ese despido, pero eso solo se logrará cuando el alcalde acate como debe ser la sentencia judicial.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.