Tamar-e

Créditos: Grupo El Comercio.

Me dijo: «¿Has visto, hijo de hombre? Todavía verás mayores abominaciones que éstas».
Ezequiel 8:15.


Tamar Arimborgo va a ser Presidenta de la Comisión de Educación, así lo ha establecido Fuerza Popular. Y si este nombre despierta algún recuerdo ingrato al leerlo, no es simplemente porque lo asociamos a uno de los partidos políticos más nefastos en lo que va del siglo. Arimborgo es una de esas perlas que Fuerza Popular ha llevado al Congreso, con nuestra ayuda claro está, y ya que la han honrado con la Presidencia de dicha Comisión, nosotros la honraremos con su debilidad; los hechos.

Tamar Arimborgo es una pastora evangélica, representante de Loreto aunque nacida en El Agustino, ex-docente y abogada, que llegó por esos azares del destino al curul en el que está. Además, emprendedora como buena peruana, es gerente general de Megalider Coaching Training, empresa de formación de liderazgos cristianos, que casualmente aportó a la última campaña de Fuerza Popular. Y por si fuera poco, cuenta con dos diplomados de Global Gateway University. ¿Qué clase de universidad es esta? Si la buscamos, nos remite a una página de Facebook con dicho nombre, que menciona como ubicación oficial una oficina en San Borja. Sí, una oficina. Pero no dudéis, hermanos, pues la Global Gateway University sí existe. Solamente que parece ser una de esas instituciones itinerantes financiadas por las Internacional Evangelical Asociation (I.E.A) y lo que se encuentra en su página web son imágenes que sugieren desde ya, mucho de su rigor académico.

banner_6.jpg
Cortesía de Global Gateway University.

Ni la GGU ni la Universidad Científica del Perú —antojadiza denominación—  han sido licenciadas por SUNEDU. Pero esto no debería disminuir a Arimborgo, quién es la misma persona que en algún momento, en esos arranques de genialidad que tienen los fujimoristas, juramentó por “el indulto humanitario a Alberto Fujimori” en 2016.

En general, no podemos ser ajenos a sus declaraciones, sobre todo en temas de género. Ya en 2017, durante el debate de un proyecto de ley en la Comisión de Justicia que proponía mejorar los mecanismos para luchar contra los crímenes de odio y discriminación. Ahora bien, incluso en las Facultades de Filosofía aún se intenta descifrar bien qué intentó decir a partir del minuto 2:50. Para no agotarlos les adjuntamos el video.

Sus reflexiones no solo han ayudado a la creación de tesis doctorales, sino que Arimborgo aporta con esta genial intervención una duda filosófica que resonará en los anales de la historia. Después del “pienso, luego existo” de Descartes, la revolución arimborgiana se basará en esto:

Acá se mencionó acerca de los crímenes de odio, yo me pregunto: ¿existen crímenes de amor? Por que si hay crímenes de odio, también hay crímenes de amor.

Aristóteles seguramente estaría orgulloso de esta discípula del Liceo. En general, si hay crímenes de amor porque existen crímenes de odio es algo que no debería siquiera responderse. Parece la clase de preguntas antojadizas que grupos de Facebook como Masculinidades Antifeminazis UNMSM promueven. 

A lo que Arimborgo hace referencia, cuando habla del pastor que “solamente leyó la Biblia”, es a las palabras proferidas por el pastor Rodolfo Gonzales, en marzo de 2017. Gonzales, por cierto, fue investigado por la Fiscalía de Delitos Financieros por movimientos sospechosos en las cuentas de la iglesia evangélica que maneja: Movimiento Misionero Mundial. Eso sí, las CUATRO investigaciones fueron archivadas, pese a insistencias de la Procuraduría. No es un dato menor que Arimborgo defienda a Gonzales, sobre todo al enterarnos a través de la iniciativa Transnacionales de la fe que la iglesia evangélica que lidera es una de los que en Perú promueve aún las inhumanas “terapias de conversión”.


Para mayor información, leer Las terapias de la tortura de Melissa Goytizolo y Fabiola Torres.


Y en general, los vínculos de Arimborgo con estos movimientos no son periódico de ayer. Es una de las fujimoristas que mayor simpatía tiene con estos movimientos. Pero no la única.

EB4wEyvXoAAM-kW
Congresistas de Fuerza Popular, tras una charla junto al cuestionado pastor evangélico Alberto Santana.  Recuperado de Twitter.

Ahora bien, no es un delito simpatizar o concurrir a charlas promovidas por pastores evángelicos con un claro discurso homofóbico y en esencia retrógrada. Lo que sí lo es, es aprovechar el lugar donde el pueblo peruano te ha colocado para hacer lobby de dichos intereses. Arimborgo no es una congresista proactiva, no saldrá nunca en los titulares por haber realizado proyectos de ley que hayan ayudado en algo al país.


Si por alguna razón lo dudan, pueden encontrar aquí todos los proyectos de ley en los que se ha involucrado.


Aunque hay un proyecto de ley por el que sin duda pasará a la historia. En enero del presente año, Arimborgo no tuvo mejor idea que redactar un proyecto que proponía la exclusión de la palabra género de las políticas públicas. Esta iniciativa, sin duda, no es ajena al accionar de Fuerza Popular.

sida-cancer
Aquí, la famosa ley.

Entonces, ¿cuál fue la noticia? Pues que en la fundamentación, Arimborgo realizaba un descubrimiento científico. Pues que la ideología de género producía enfermedades físicas y mentales, como “el SIDA y el cáncer”.

suabe.jpg
Cortesía de Útero.pe

Y no, no es broma. Enserio lo incluyó en la fundamentación de un proyecto de ley. Un PL que fue presentado no por un ciudadano que podía ser presa de las mentiras expresadas por el famoso Colegio Americano de Pediatría, sino una Congresista de la República, una de las garantes de la legalidad en el país, una persona que ha estudiado Derecho, una persona que ha ejercido la docencia. Alguien que, como todos nosotros, debería guardar cierto respeto por los hechos, y no una vaga y conveniente interpretación de estos. Aunque claro está, si Nietszche mencionaba que no existían hechos, solo interpretaciones; ¿por qué no darle a Arimborgo el beneficio de la duda? Quizá, es una lectora fervorosa del filósofo alemán.


Para mayor información sobre este nefasto proyecto, recomendamos la lectura de este artículo de Diego Pereira publicado en Útero.pe.


Y como no podría ser de otra manera, Arimborgo es una de las voceras no autorizadas de Con Mis Hijos No Te Metas en el Congreso. Es decir, el paquete completo conservador. Aquí, uno de esos balconazos, en los que si bien recitó a Calderón de la Barca como cierto ex-presidente, sí nos regaló una consigna nunca antes oída. 

Si bien es cierto la docencia es una de las causas que mayor interés despierta en Fuerza Popular, ojalá fuera para el bienestar de esta desdeñada profesión y no para hacer y deshacer a base de caprichos el enfoque de género. Extraño accionar de un partido que incluía en su Plan de Gobierno, acciones que promueven dicha igualdad. Bien dicen que del dicho al hecho, hay un largo trecho. Pero en el caso de Fuerza Popular, lo que hay es todo un abismo.

aqui
Cortesía de Útero.pe

La propia Arimborgo ha sido docente, aunque confesando que ella llamaba a sus alumnos homosexuales “confundidos”. ¿Ahora, la mera docencia es lo único que se necesita para presidir dicha Comisión? Aquí ya ni siquiera cuestionamos la reticencia que muestra el partido fujimorista para desprenderse de la Presidencia de muchas comisiones, sino el poco respeto que muestran para el país al insistir promoviendo a lo peor que tienen en sus filas. Y es que tras todo lo expuesto, ¿realmente cuál es el mérito de Arimborgo para asumir esta presidencia? ¿Gritarle a Vizcarra en el discurso de 28 de julio? ¿sustentar proyectos de ley en base a oídas? ¿ser nefastamente conservadora y promover un discurso de odio en base a sus creencias religiosas?

Finalizamos señalando esta curiosidad; Arimborgo es una de las que firma este proyecto de ley elaborado por su colega, Karla Schaeffer. Básicamente, propone una modificación en el artículo 4 del código de ética parlamentaria, añadiendo dos incisos:

a) Respetar y defender las funciones y atribuciones que la Constitución Política del Perú y la ley otorgan al Congreso de la República.

b) Abstenerse de proferir expresiones que mellen la imagen del Congreso de la República como institución fundamental del Estado Democrático de Derecho.

Pero, sin duda, Arimborgo con cada palabra expresada no solo mella la imagen del Congreso, sino la imagen de nuestro país. Evidentemente, no está al mismo nivel de personajes históricamente nefastos que han desfilado por nuestro Congreso o nuestra política —aunque compite ferozmente por pertenecer a esa lista— pero no nos cabe duda que los habría defendido casi con el mismo fervor que defiende al dictador Alberto Fujimori, su hija Keiko, César Hinostroza, o al ex-fiscal de la Nación, Pedro Chávarry.

El problema no es que Tamar Arimborgo vaya a ser Presidenta de la Comisión de Educación en el Congreso, el problema es que está en el Congreso. Y a menos que por un acto de magia renuncia a la Presidencia, nos encontraremos con quizá alguien capaz de superar a su predecesora; Milagros Salazar —quien asumirá como vocera de la Bankada—. Cuando hablamos de Fuerza Popular, no hay nada que nos reconforte. Ni siquiera la promesa bíblica de que peores cosas vendrán. Porque honestamente, con Fuerza Popular aún en la política, ¿puede existir algo peor? 


Informe realizado por Diego Abanto Delgado.