¿El fin de la Hegemonía de EE.UU?

Rodrigo Torales
Estudiante de Ciencias Políticas


En marzo del 2018 se inició una guerra comercial entre EE.UU y China, con la imposición de aranceles por parte del primero y la respuesta inmediata del segundo. Y es que la disputa comercial entre estas dos potencias económicas significa la ralentización de la economía global y el incremento de bienes y servicios. En diciembre, en pleno G20, las dos potencias mundiales acordaron una tregua, sin embargo, hace unas semanas Donald Trump remeció los mercados mundiales al anunciar una lista de aranceles además de restricciones a empresas estadounidense a colaborar con empresas chinas. Entre ellas, se encontraba Huawei.

El gigante tecnológico-Huawei

Donald Trump ha alegado una cuestión de seguridad nacional el no dejar que la empresa Huawei se expanda por Occidente y en específico en tierras norteamericanas. Ya que, la instalación de la red 5G por parte de Huawei puede comprometer la seguridad nacional de estos países mediante el hackeo y posterior espionaje por parte de China.

Sin embargo, esto, si bien podría ser cierto, se esconde bajo un motivo aún mayor que mantener la hegemonía de EE.UU en el Sistema Internacional y es que Huawei solo es uno de las muchas maneras en que China está planificando quitarle el puesto hegemónico a EE.UU.

g1

*Como se observa en el gráfico, China lidera la tecnología 5G con 4 empresas dentro del top 10, siendo Huawei la primera, mientras que EE.UU solo tiene 2. 

La nueva ruta de la seda y el collar de perlas

En el 2013 Xi Jinpin anuncio el plan de inversión geopolítico de la nueva ruta de la seda. Una iniciativa que agrupa 68 países, que representan el 40% de las economías, en un esfuerzo faraónico de integrar Asia, África y Europa mediante una ruta ferroviaria en donde China es el centro económico.

g2

De la misma manera, el collar de perlas es una conexión de puertos claves desde China Meridional hasta el mar Arábigo bajo la influencia china. Esto se logra mediante la concesión de los puertos mediante una fuerte inversión. Cabe resaltar que esta estrategia aparte de tener una importancia económica, también, tiene una alta importancia militar porque significaría el domino espacial de los mares asiáticos por parte de China y el desplazamiento paulatino de la influencia EE.UU en la zona.

g3

Made in China 2025

El plan a largo plazo para modernizar diez sectores económicos relacionados a la tecnológica y sector claves de la economía del país asiático lleva el nombre de Made in China 2025, el objetivo es simple y claro: convertirse en una potencia tecnológica.

g4

(De izquierda superior a hacia la derecha) 1)Equipamiento eléctrico, 2)maquina agricola,3)nuevos materiales, 4) ahorro energético y vehículos de nueva energias,5) herramientas de control numérico y robotica,6) tecnologías de la información, 7) equipamiento aeroespacial,8) equipamiento ferrovario,9)ingeniera de equipamiento marítimo y barcos de tecnología avanzada y 10) equipamiento médico.

El plan de Made in China se lanzó oficialmente en el 2015 y es un plan de tres décadas de duración en donde<< la estrategia se desarrollara en tres fases: reducir las diferencias con otros países (2025), fortalecer la posición (2035) y liderar en innovación (2045)>> En este sentido, la República Popular de China busca dejar de lado a países como EE.UU, Japón y Alemania como potencias tecnológicas y dar un viraje en su modelo de producción de país manufacturero del mundo a el país de la tecnología.

Las “tierras raras” chinas

Cuando Trump puso a Huawei en su lista negra de empresas con las que no se puede comercializar. Google anunció que retiraba su sistema operativo, App Store, en todos los sistemas móviles chinos. Sin embargo, a Huawei no le afecto, mucho, esta medida porque China es un mundo completamente diferente al occidental , en donde, la censura permite que los chinos desconozcan  WhatsApp, Facebook y el mismo Google. En China se conoce más WeChat, Weibo, RenRen, entre otras. El efecto Google se ha sentido más en los mercados occidentales tanto así que Google anunció que iba a dar tres meses de tregua a Huawei. Por último, Huawei anunció el lanzamiento de su propio sistema operativo Hong Meng Os en los próximos meses. Entonces, parece que poco o nada ha afectado el veto comercial de Donald Trump al gigante tecnológico que se mantiene de pie.

Asimismo, China tiene un arma secreta en esta guerra comercial que no ha decidido utilizar hasta ahora y son las denominadas “tierras raras” que son un conjunto de minerales que en su gran mayoría  posee China y cual uso principalmente se da en teléfonos móviles y misiles. Con esto China tiene una herramienta de coacción que no ha decido utilizar hasta el momento, es decir, esta guerra comercial puede prolongarse hasta que se decida en qué orden mundial vivirán las naciones; en el orden liberal o el orden chino.