Nunca caminan solos

Walter Velásquez
Estudiante de Periodismo


Hace una semana, Liverpool parecía estar al borde la eliminación en las semifinales de ida de la Champions League, cuando se enfrentó a Barcelona en el Camp Nou. Con un doblete de Messi y un gol de Suárez (ley del ex) los reds cayeron 3-0 y sus chances parecían casi imposibles. ¿Algo peor?, las recientes lesiones de sus dos delanteros letales: Mohamed Salah y Roberto Firmino. En el primero, el egipcio sufrió un choque con el arquero del Newcastle, causándole una seria contunción. Y en el caso del brasileño por su lesión muscular que sufrió en los entrenamientos previo al enfrentamiento de hoy.

Cuando todo parecía perdido y resuelto, el técnico alemán Jurgen Kloop decidió apostar por un tridente poco usual en el equipo inglés: Mané (títular con Salah y Firmino), Shaquiri (de temporada regular) y Origi (que solo hasta al momento había disputado 4 encuentros). Una táctica que parecía arriesgada pero cosecharía sus frutos. Ya ubicados la vuelta de semifinal, en el mítico Anfield Road (para muchos fans del fútbol, uno de los mejores estadios del mundo) a las 2 pm. se disputaba el encuentro. Messi en compañía de Suárez y Coutinho empezaban a rotar el balón, mientras que los reds presionaban el mediocentro culé. En los minutos iniciales del primer tiempo, tras un error del lateral derecho Sergi Roberto, Mané desborda por el lado derecho para darle un pase-gol a Henderson, cuyo tiro es tapado por Stegen para que luego en el rebote, el delantero belga Origi ponga el primero. Minuto 6‘, todo era un sueño aún.

En los siguientes minutos, Liverpool seguía presionando a la defensa y medio centro catalán, mientras que Messi intentaba desequilibrar la defensa comandada por el holandés Virgil Van Djiik y el camerúnes Joel Matip. Acabando el primer tiempo con el 1 a 0, se retiraba el lateral izquierdo Robertson por una lesión, causando que James Milner pase a jugar en su posición y entré el volante Wijnaldum (quién sería minutos después protagonista en el segundo tiempo). Ya en el segundo tiempo, Barcelona comenzó a reaccionar por medio de Rakitic y Vidal, que daban pases a Messi para que se lo ocurriese desbordes y tratase de conectar con Alba y Suárez. Precisamente tras un error de Alba, el lateral joven Trent Alexander-Arnold lanzó un centro para que Wijnaldum ponga el segundo. Minuto 54′ y los hinchas de Liverpool seguían pensando en la remontada. Dos minutos después, nuevamente el volante holandés mediante un centro de Milner, ganaba en salto a Piqué para poner el 3 a 0. Minuto 56′ y la llave empatada. Los fanáticos de Liverpool no dejaban de saltar, coreando You´ll Never Walk Alone. Veintitrés minutos después, la defensa y mediocentro culé estaban posicionándose lentamente para el córner de Alexander-Arnold, que de manera audaz y rápida, lanzo un pase para que nuevamente Origi venza a Ter Stegen y ponga el cuarto gol, el gol definitivo. Minuto 78′ y la remontada era una realidad. Messi, en compañía de su equipo no podían creerlo, mientras que un Salah lesionando gritaba desde su sitió mostrando su polo de Never Give UpYa pasando los 5 minutos de descuento, Liverpool FC se metía nuevamente a una final de la UEFA Champions League. Kloop y su equipo técnico salían a la cancha para festejar con los jugadores, en cambio Messi y sus compañeros salían confundidos y desconsolados, ya que subestimaron el resultado logrado en casa para luego ser remontados en el mítico Anfield Road.

Aparte de la asombrosa táctica de Kloop, ¿Quiénes más ayudaron al Liverpool a lograr esta histórica hazaña? 

¡SUS SEGUIDORES!

Ellos saben que sus jugadores luchan por ellos, y por ello siempre los acompañan en las buenas y en las malas. Esta vez tiene un sabor especial esta victoria. Ahora al Liverpool le toca un duelo complicado en su torneo local frente al Wolwerhampton, ya que si obtiene una victoria, se proclamaría campeón por primera vez de la Premier League. Asu vez, tienen que esperar que su cuadro rival el Manchester City pierda su duelo frente al Brigthon. Algo muy complicado pero que a la vez, imposible de lograr, ya que los fanáticos están ahí para acompañar a sus jugadores.
















Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.