El caso Odebrecht en el Perú

Introducción

De acuerdo al informe denominado “Radiografía de la corrupción en el Perú” elaborado por la Defensoría del Pueblo, la corrupción le cuesta al Estado más de doce mil millones de soles anualmente.

Asimismo, ya es percibida como un problema nacional que debe ser corregido, de acuerdo a la “Décima encuesta nacional sobre percepciones de corrupción” realizada en el año 2017 por la institución Proética, la corrupción es percibida como el segundo problema principal del país en la actualidad.

Hablar de corrupción en el Perú, hace evocar momentos dolorosos y difíciles que hemos tenido que atravesar como nación pero que lastimosamente a la fecha y día con día tenemos evidencia de que no lo hemos podido superar.

Odebretch, una sola palabra que se trae abajo todas las concepciones de esperanza de emprender una eficiente lucha contra la corrupción, contradictoriamente iniciada varias veces por la clase política, clase política que es la protagonista de esta ola de corrupción de la que todavía hemos visto muy poco.

Si tuviera que definir a Odebrecht sería como un iceberg o terremoto de corrupción que terminará por sepultar a la clase polìtica tradicional ya que es una red de corrupción tan grande e institucionalizada que implica desde funcionarios públicos hasta candidatos presidenciales y ex-presidentes. Un total horror.  No es difícil plantearse la pregunta de ¿qué pasará después?

Desarrollo

Vamos a comenzar por el principio, como definición general podemos decir que el Caso Odebretch es el escándalo de corrupción político que tiene como actores principales a la empresa constructora brasileña Odebretch y a políticos, funcionarios y empresarios peruanos quienes habrían recibido coimas para favorecer a la empresa en la licitación de obras públicas, así como en la entrega de dinero ilícito a favor de las campañas electorales de varios candidatos presidenciales.

No está demás decir que este fenómeno ha ocasionado graves consecuencias en el ambiente político y empresarial en el Perú.

Comenzando por el ex-presidente Ollanta Humala Tasso quien se halla con comparecencia restringida por el delito de lavado de activos y tras haber estado nueve meses con prisión preventiva, señalado de haber recibido, en compañía de su esposa Nadine Heredia, dinero ilícito para financiar sus campañas electorales correspondientes a los años 2006 y 2011. (Diario Gestión, 2018)

Al ex-presidente Alejandro Toledo, quien cuenta con orden de captura y es señalado por haber cometido tráfico de influencias, colusión y lavado de activos, además de haber recibido una coima de 20 millones de dólares para favorecer a la constructora Odebretch en la construcción de la Carretera Interoceánica, este además, se encuentra prófugo en los Estados Unidos de Norteamérica. (Redacción RPP, 2017)

La situación del renunciante ex-presidente, Pedro Pablo Kuczynski Godard, no es distinta, ya que se encuentra con impedimento de salida y bajo investigación por supuesto conflicto de intereses y corrupción cuando fue ministro de Estado en el gobierno de Alejandro Toledo con respecto a la obra del metro de Lima y otras más. (Romero, 2017)

Es importante mencionar que la corrupción no  se ha limitado al ámbito presidencial, sino que, también ex-presidentes regionales han sido implicados en la recepción de coimas, entre ellos Félix Moreno, Cesar Alvarez y Jorge Acurio. (Redacción Diario el Comercio, 2017) Esto es una muestra más de que la corrupción es un fenómeno transversal.

La cuota de funcionarios municipales implicados la pone Susana Villarán, ex alcaldesa de Lima Metropolitana, quien viene siendo investigada por recibir dinero ilícito por tres casos: La campaña del NO a la Revocatoria, la campaña de reelección y la obra Rutas de Lima, a ella se suman sus ex-gerentes José Miguel Castro y Gabriel Prado Ramos. (Redacción Correo, 2019)

El ámbito ministerial tampoco queda fuera, ya que los ex-ministros Mariano González, Enrique Cornejo, Luis Nava, Luis Alva Castro, Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya Cámere también se han visto involucrados. (Redacción El Comercio, 2018)

El sector empresarial conformado por las empresas contratistas más grandes del Perú, tienen su cuota de participación con el involucramiento de las empresas: Graña y Montero, JJ Camet, ICGSSA, entre otras. Con ellas, los empresarios pertenecientes a la clase alta limeña como el abogado José Zaragozá, el expresidente del Club Regatas Lima, Gustavo Salazar, el ex-director de Petro-Perú, Miguel Alata, la banquera Susana De La Puente, José Graña, Josef Maiman y el ex-presidente de la CONFIEP, Ricardo Briceño se ven involucrados, demostrando que la corrupción no es un fenómenos que depende del nivel económico ni del grado académico que tengamos como. ciudadanos, como usualmente suele señalarse irresponsablemente.

Como sabemos, las principales autoridades elegidas por sufragio popular tienen que pasar por un proceso de elección y campaña electoral y en ese rubro podemos encontrar a la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori quien en compañía de otros integrantes de la cúpula partidista como Ana Herz, Pier Figari y Vicente Silva Checa se ven involucrados en la recepción de dinero ilícito. (Redacción El Comercio, 2018)

Es de destacar que no es un tema que solo corresponda al partido Fuerza Popular ya que ex- dirigentes del Partido Popular Cristiano junto a su ex-presidenta, Lourdes Flores Nano, también se han visto involucrados. (Redacción Perú 21, 2019)

Si hacemos un análisis más profundo podremos notar que al financiar candidatos presidenciales lo que se logra es que los empresarios tengan que el poder político y éste se concentre en unos pocos y no deje oportunidades reales para llegar al poder a todos los candidatos que están fuera del sistema de corrupción, es decir, si eres honesto te tienes que enfrentar contra todo el sistema corrupto que además de limitar el ingreso te obligará a estar constantemente sometido.

Revisado el marco referencial, podemos mencionar que, efectivamente, parece una película de terror peruana que nos muestra como nuestros peores temores siguen presentes y están más fuertes que nunca. Si pensamos que con la condena de Vladimiro Montesinos y Alberto Fujimori le dijimos adiós a la corrupción, acabamos de darnos cuenta de la peor forma que eso no es cierto y por el contrario, parece que desde ese momento de ruptura no hemos aprendido nada. Aunque sin buscar exculparnos de responsabilidades, el sistema de corrupción ha demostrado ser una institución que es transversal a todos los niveles de gobierno y que viene teniendo origen desde antes de que nos constituyéramos como República, situación que hace  todo más  difícil pero no por ello debemos desfallecer, la lucha por la construcción de un país honesto nunca puede desfallecer.

¿Qué hacer?

Es una frase interrogativa muy amplia de ser respondida pero que a la vez evoca un gran espíritu de búsqueda de cambio y de pensar en soluciones que ayuden con eso.

En esa línea son varias cosas las que debo plantear antes de mencionar cuales son las posibles soluciones que ayudarían a prevenir un fenómeno de corrupción en el futuro en cualquiera de sus niveles porque corrupción es corrupción, así tomes diez soles de la caja municipal, así cobres diez millones en coimas, la acción corrupta es la misma.

Sin duda lo poco que se ha emprendido en materia de corrupción no ha funcionado o al menos luego de transcurridos 18 años no hemos podido ver resultados, por el contrario nos hemos estrellado contra la realidad de la forma más dura al ver que el régimen de corrupción derivado con la caída del gobierno de Alberto Fujimori no murió en los años 2000 y que por el contrario siguió viviendo, además de ello el denominado “mártir” representativo de la “Marcha de los cuatro suyos” es uno más de ese desprestigiado grupo llamado corruptos y que además se encuentra prófugo.

El primer punto que quisiera plantear sería el de mencionar que la implementación de medidas coactivas por sí solas no van a funcionar en respuesta a que se ha evidenciado que el problema de la corrupción en el país es institucional, estructural y transversal a todos los niveles de gobiernos, la solución que aparentemente es más pequeña pero que será la que traerá buenos resultados a largo plazo es la educación, es la medida que permitirá que la corrupción sea combatida exitosamente, necesitamos cambiar el chip de nuestra población y de nuestros niños en particular, quienes no deben crecer escuchando a sus padres decir que el alcalde es bueno porque “roba pero hace obras”, sino que por el contrario debe entender en los actos cotidianos de su hogar como tomar dinero ajeno, no respetar las reglas, hacer trampa para ganar, son acciones alejadas que ya constituyen corrupción, que está mal y debe ser combatida.

En ese sentido también cabe traer colación el hecho de que las personas identifiquen por corrupción lo que esto significa en sentido real y no minimicen dicho accionar basándose en que al representar montos pequeños de dinero robado esto no califica como acto corrupto.

Siguiendo esa línea cabe plantear las siguientes[1] medidas:

Hemos visto que la corrupción es un fenómeno transversal a los niveles de gobierno y que desde el nivel que es el más cercano a la población, o sea el local, se ha identificado corrupción, por ello mencionamos como una medida de solución la siguiente:

Trabajo en conjunto de los gobiernos regionales y locales con la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción

Los gobiernos regionales y locales deben elaborar e implementar un Plan Anticorrupción en coordinación con la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción tomando en consideración lo recomendado por dicha comisión. A su vez, los planes elaborados deben ser producto de la participación de las principales instituciones del sector público, empresarial y sociedad civil quienes deben estar unidos para luchar contra la corrupción.

Implementar audiencias públicas de rendición de cuentas, que respondan efectiva y oportunamente a las demandas de la población

Es importante generar estos mecanismos de participación que ya son obligados por Ley pero que al organizarse con tan poco tiempo resultan poco provechosos para la población. Se deben realizar con mayor efectividad a fin de lograr que las personas desde los espacios más próximos que tienen, entre ellos los gobiernos locales, puedan generar cultura cívica de fiscalización constante y exigencia permanente de rendición de cuentas por parte de sus autoridades.

A un nivel más transversal para todos los órganos del Estado sugiero que se debe:

Transparentar la información de los gastos en contrataciones de servicios

Como ciudadanos debemos exigir que se derribe el gobierno del secretismo y se sienten las bases para construir un Estado transparente y que rinda cuentas constantemente y cuando sean exigidas.

En la misma línea, todas las entidades del Estado deben poner a disposición de los ciudadanos los productos finales de las consultorías de servicios que contrata el Estado.

Como parte de la lista de pasos a seguir se debe cumplir con la transparencia en los portales web de las entidades estatales y se debe verificar el cumplimiento de la rendición de cuentas de la información ya que así podremos realizar fiscalización ciudadana de una forma más sencilla y cotidiana.

Fiscalizar el rendimiento obligatorio de la declaración jurada de intereses y parentesco

Si bien, mediante Decreto Supremo 080-2018-PCM se estableció que la presentación de la declaración jurada de intereses deje de ser una medida de buena voluntad y sea obligatoria, ahora nos corresponde como ciudadanía dar seguimiento a dicha medida que nos permite fiscalizar que los funcionarios públicos no vayan a contraponer intereses personales haciendo mal uso de sus cargos públicos a fin de beneficiar de sus acciones directa o indirectamente  a empresas de sus sectores que seguirán siendo sus clientes cuando dejen la función pública. Debemos recordar que los funcionarios públicos en general están en el Estado para servir a la población no para servirse de el.

Priorizar la incorporación de altos directivos a través de concurso público o del cuerpo de gerentes públicos del Perú – SERVIR y transparentar todos los procesos de contratación en el portal web de la entidad

Es una realidad para todos saber que bajo la modalidad de “trabajador de confianza” se han contratado a muchas personas que no califican para los puestos y acorde al informe de SERVIR del año 2016, más del 70% de los puestos jefaturales son designados bajo esa modalidad. Sin fiscalización, sin evaluación, solo por el hecho de conocer al jefe.

A fin de cambiar dicho panorama se debe priorizar la incorporación de altos directivos a través del concurso público o del cuerpo de gerentes públicos en un proceso que se lleve a cabo de modo regular y transparente y en base a la meritocracia. Ello ampliará el margen de independencia en la toma de decisiones de los funcionarios y una evaluación en función a resultados.

Dar seguimiento al Plan Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción 2018-2021

El poder ejecutivo aprobó el Plan Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción para los años 2018 a 2021, este instrumento que ha sido elaborado por la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción establece las acciones priorizadas, indicadores, metas y responsables para prevenir y combatir la corrupción e impulsar la integridad en la administración pública.

Mediante la Secretaría de Integridad Pública se debe realizar el seguimiento, monitoreo y evaluación del mismo, sin embargo la ciudadanía debe ser actor participante y fundamental en dicho plan a efectos de evitar que todo se vea bonito en las letras pero en la realidad no tenga ningún efecto, como hasta ahora.

La ley de gestión de intereses

La creación de Ley de gestión de intereses permitiría que estas actividades sean realizadas como parte de un proceso efectivamente regulado y transparente y así evitaríamos el uso de los cargos de la función pública para satisfacer intereses personales, económicos o políticos.

Odebretch es muestra de que no necesitas ser informal para cometer delitos, ya que autoridades, funcionarios públicos parte del sistema político institucional son parte de esa red.

Aprobación de la reforma política que modifica la supervisión de fondos partidarios de los partidos políticos.

Los partidos políticos han demostrado que en su rol de conector de la sociedad con el gobierno son víctimas constantes de utilizar fondos ilícitos ofertados por grandes empresas a efectos de desarrollar exitosas campañas electorales que los lleven a la victoria y así “devolver el favor” a sus financistas, otorgandoles obras, beneficios, licitaciones, etc.

En dicho punto corresponde ratificar la penalización de los aportes no declarados y la bancarización obligatoria del financiamiento de la política, así como la rendición de cuentas durante la campaña electoral. Estas propuestas contenidas en el proyecto de Reforma Política presidida por Fernando Tuesta deben ser impulsadas por la ciudadanía con el fin de tener las herramientas necesarias para no elegir autoridades que incumplan y violen la Ley desde la campaña electoral, seguir dando carta blanca a los partidos para que amparados en su calidad de entes de derecho privado puedan tener libertades que contravengan los intereses de la nación no es aceptable.

Votar con responsabilidad

Los ciudadanos y ciudadanas somos un agente de cambio fundamental para la lucha contra la corrupción, es memorable una frase que afirma que “con el voto también se lucha” que no es literal pero evidencia la enorme responsabilidad que tenemos los ciudadanos al emitir un voto, responsabilidad que muchas veces no ejercemos.

Exigimos las herramientas de transparencia y rendición de cuentas pero no sirven de nada si no las usamos para fiscalizar el trabajo de nuestros representantes y darles responsablemente la confianza del voto.

El origen de todo el círculo vicioso de la corrupción tiene como un factor muy importante al voto responsable. Renunciar a las prácticas clientelistas de regalar el voto a cambio de un juego de vasos o merchandising y comenzar a asistir a los debates, a leer los planes de gobierno, a dar seguimiento a los antecedentes de los candidatos, a investigarlos, son acciones que ya son realizadas por unos pocos, pero necesitamos que se masifiquen y seamos muchos los que otorgamos el voto en función a la fiscalización ciudadana.

Educación con currículo escolar que incorpore sólida formación en valores democráticos, éticos y cívicos

Como mencioné al principio del escrito, las medidas coactivas son importantes pero si no partimos desde la enseñanza más básica la niñez no crecerá fortalecida como ciudadanía, necesitamos que los niños aprendan desde pequeños que es la corrupción y tengan claro que cuestiones como “roba pero hace obra” o “robó poquito” son incorrectas y constituyen parte muy grande del círculo vicioso y estructural de la corrupción. Las medidas propuestas anteriormente servirán para identificar y sancionar focos de corrupción pero no pueden prevenir que en veinte años más sigamos presenciando fenómenos como Odebretch.

Estar vigilantes y no dejar solo en manos de las autoridades lo ocurrido con Odebretch

Conclusiones

The cement of society de John Elster menciona que un escándalo de la magnitud de Odebrecht puede terminar por fortalecer los valores en la sociedad y hasta unir a  los peruanos contra la corrupción.

Cuando leí dicho fragmento no pude evitar traer al recuerdo aquellas noches del 24 de diciembre del 2017 y 31 de diciembre del 2018 en donde indignados y hartos salimos a marchar multitudinariamente en contra de medidas tomadas por el (en ese momento) Presidente de la República y el ex – Fiscal de la Nación, medidas que evidentemente eran muestras de protección a la corrupción, la marcha realizada en días festivos donde las autoridades esperaban que no hubiera una respuesta de la ciudadanía, fue una muestra y señal clara de que el pueblo ya está cansado de convivir y tolerar que sus autoridades se burlaran de ellos y siguieron protegiendo corruptos.

Odebrecht ha sido muestra de que el nivel académico que poseas no te hace inmune a la corrupción ya que funcionarios brillantes en la letra, egresados de las mejores universidades internacionales han demostrado ser carnada de la corrupción, esto refuerza la tésis de que el sistema educativo debe ser reformado.

Odebretch tiene que ser un punto de inflexión y de motivación para que todas las reformas propuestas sean implementadas no solo por parte de la autoridad sino como parte de la exigencia como ciudadanos que necesitan el impulso de cambio que no solo depende del cambio de normas y sanciones más fuertes sino que tiene que ser abocado desde todos nosotros quienes debemos fortalecer nuestros valores inmediatos. La corrupción es un cáncer que debe ser extirpado de raíz, no podemos tolerarlo de ninguna forma y el Estado es el responsable de eso. ¿Estamos listos para emprender?

Es deber de todos, hacer accesible el sistema de gobierno para la gente honesta ya que hemos visto que era un círculo muy cerrado de corruptos que han hecho de todo por tratar de callar voces honestas y es nuestro deber lograr que ese círculo de apertura a personas con intereses reales de servir a la población de forma honesta no sea una realidad y un trabajo de mártir.

Finalmente, recalcar que aunque las medidas propuestas parecen sencillas de cumplir y alejadas de combatir la corrupción, si hubiéramos elegido, alcaldes, gobernadores y presidentes honestos y con ética, estos hubiesen sabido rechazar las ofertas ilícitas que se les presentaron en el momento y no habrían contribuido a que el círculo vicioso de la corrupción crezca más, no es aislado el caso de funcionarios que ganan alcaldías, gobernaturas y presidencias y que cuentan con un historial grande de denuncias por corrupción pero que aún así llegaron al poder.

Es este un punto de duda, cabe traer a colación la gestión del Presidente Martin Vizcarra quien ha emprendido medidas a favor de la lucha contra la corrupción y por un lado evaluamos como positivo que se luche contra la corrupción pero por otro le pedimos que también conduzca la nación en la medida que es necesario, es decir atendiendo problemas reales, tal vez sin pensar en que el crecimiento económico y la estabilidad democrática en el país solo la lograremos cuando ese flagelo de corrupción sea totalmente erradicado.

Bibliografía

  • Diario Gestión. (28 de 02 de 2018). Gestión.pe. Obtenido de Gestión: https://gestion.pe/peru/odebrecht-jorge-barata-revela-aportes-ppk-fuerza-popular-nacionalistas-apra-228272?foto=6
  • Redacción RPP. (25 de Abril de 2017). RPP.pe. Obtenido de RPP: https://rpp.pe/politica/judiciales/conoce-el-perfil-de-los-primeros-denunciados-en-peru-por-el-caso-odebrecht-noticia-1025470
  • Romero, C. (14 de diciembre de 2017). La República. Obtenido de Sitio web del diario La República: https://larepublica.pe/politica/1157642-odebrecht-pago-us-48-mllns-a-dos-empresas-vinculadas-a-ppk
  • Redacción Diario el Comercio. (06 de Abril de 2017). El Comercio. Obtenido de Sitio web del diario El Comercio: https://elcomercio.pe/politica/justicia/felix-moreno-otros-gobernadores-regionales-problemas-421209
  • Redacción Correo. (04 de Abril de 2019). Diario Correo. Obtenido de Sitio web del diario Correo: https://diariocorreo.pe/politica/susana-villaran-dinero-que-dio-jorge-barata-exalcaldesa-seria-de-la-caja-2-880052/
  • Redacción El Comercio. (17 de Noviembre de 2018). elcomercio.pe. Obtenido de Sitio web del diario El Comercio: https://elcomercio.pe/politica/caso-odebrecht-juzgado-pide-levantar-inmunidad-mariano-gonzalez-noticia-578371
  • Redacción El Comercio. (30 de Noviembre de 2018). El Comercio. Obtenido de Sitio Web del diario El Comercio: https://elcomercio.pe/politica/ana-herz-contribuyo-ocultar-dinero-odebrecht-fiscal-noticia-572807
  • Redacción Perú 21. (23 de Febrero de 2019). Perú 21. Obtenido de Sitio Web del diario Perú 21: https://peru21.pe/politica/odebrecht-confirma-aportes-humala-lourdes-flores-lava-jato-461630
  • Eister, J. (1989) The Cement of Society: A Survey of Social Order: Studies in Rationality and Social Change. UK, Cambridge:Cambridge University Press

[1] Algunas de las medidas planteadas han sido extrapoladas de las propuestas presentadas por la ONG Proética, ya que se adaptan a las necesidades para combatir este fenómeno de corrupción liderado  por Odebretch.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.