Walter Aduviri: análisis político y social

Alfredo Churata
Estudiante de Derecho


En las elecciones regionales y municipales de octubre del 2014, vimos cómo un nombre resonante salía para pelear la segunda vuelta, era Walter Aduviri aquel personaje que se hizo de fama al liderar una protesta a la que se le denominó como el Aimarazo. Gran parte de la ciudad estaba acongojada en aquel tiempo, yo mismo a mi corta edad de entonces al no saber casi nada de política sentía un poco de preocupación al saber que Aduviri tenía grandes posibilidades de liderar la región de Puno; no era para menos en Mayo de 2011 cuando inició la protesta aimara nunca hubiéramos imaginado la magnitud de esta, la comunidad aimara, liderada por Walter Aduviri, protestó por más de dos meses en toda la región de Puno y sobre todo en la ciudad, donde se dieron distintas situaciones que dejaron a gran parte de la población de la ciudad de Puno traumada y que a su vez todo estos hechos señalaban como culpable a Walter Aduviri a quién se empezó a tildar de salvaje, radical, terrorista, loco o un cholito que no sabe lo que hace.
Recuerdo que en las elecciones del 2014 para la segunda vuelta pugnaban por el sillón de la presidencia regional de Puno el entonces rector de la UANCV Juan Luque Mamani y el líder aimara Walter Aduviri. Cuando se lanzó Walter creo que pocos hubieran creído el inmenso apoyo que tuvo entonces, sobre todo por todo lo que había pasado en el 2011 con el Aimarazo, pero la realidad fue distinta, pudo llegar a segunda vuelta y estuvo cerca de ganar. Recuerdo también que cuando se hablaba de las elecciones de ese tiempo una gran parte de la población de la ciudad de Puno quería como ganador a Juan Luque Mamani, yo creo que a algunos, como a mí en ese tiempo, no les importaba quién era o por qué destacaba; qué profesión tenía o si gozaba de las facultades necesarias para liderar a nuestra región. No, eso no importaba, importaba que Walter Aduviri aquel loco que siniestró la ciudad, no gane, era un caso casi análogo como cuando se tuvo que elegir entre Keiko y PPK en las últimas elecciones, es decir, era más conveniente elegir aquel que nos iba a “perjudicar menos”. Bueno pues aquellos esfuerzos y deseos se materializaron cuando Juan Luque Mamani ganaba las elecciones, gran parte de la región y sobre todo la ciudad respiraba tranquila, ya no iba estar aquel loco que se atrevió a protestar en el 2011 por su comunidad.
Entonces, recuerdo a gran parte de la gente feliz y despreocupaba porque Walter Aduviri no había ganado, era como si nos hubiéramos liberado de un Adolf Hitler aimara, definitivamente Juan Luque Mamani era la mejor opción, claro era rector de una de las universidades más grande en Puno y eso lo avalaba a lado de un simple dirigente aimara; sin embargo un tiempo después salía una noticia: “Presidente Regional de Puno es grabado tomando en una cantina de Juliaca con el carro del Gobierno Regional estacionada en la puerta” Algunos dirían bueno pues, todos tenemos derecho a tomarnos una chelita ¿No? Somos humanos y necesitamos de momentos de recreación según nos convenga. Claro, pero eres el representante máximo de la región, no te puedes exponer a ese tipo de situaciones tan vergonzosas, o sea hasta para hacer eso tienes que ser inteligente, no es delito tomarse unas cervezas, pero ¿Exponerse de esa forma? Eres el Presidente Regional de Puno, se supone que llegaste ahí por tus facultades, si no puedes controlar ese tipo de situaciones sin exponerte de forma tan grotesca, no puedes entonces manejar una región. Ahí iba entonces aquella persona ilustre que era mejor que aquel salvaje aimara que había “destruido” la ciudad de Puno.
Ahora bien, cuando hablaba con algunos amigos sobre qué pensaban acerca del triunfo de Walter Aduviri en las últimas elecciones tuve por suerte posiciones divergentes que me ayudaron a estructurar parte de este artículo. Por un lado, algunos, con una preocupación totalmente comprensible, me decían que no estaban de acuerdo y que estamos en peligro en manos de una persona que había destruido nuestra ciudad, entre otras cosas. Por otro lado, y eso me sorprendió, muchos otros mostraban su preocupación, sí, pero de una u otra manera pensaban que tal vez podía hacer algo nuevo, algo que en verdad signifique un desarrollo, no dejaban de lado su preocupación pero saben que ya no hay marcha atrás y que solo queda esperar a ver qué hacer Aduviri en nuestra región. En pocas palabras encontré dos discursos: el primero más sentencioso y preocupante, mientras que el otro si bien denotaba preocupación en ella estaba también unas ganas de ver qué nos espera, es decir un poco de fe en lo que pueda hacer Walter en nuestra región. Yo creo que la segunda posición es la voz de una gran parte de la población que exige cambios de verdad, porque pasan y pasan los gobernantes sin hacer nada relevante, es como si solo los hubiéramos elegido para nombrarlos cada vez que nos pregunten quienes nos gobiernan y para nada más, sin acotar algo importante que hubieran podido hacer.
No estoy de acuerdo para nada con los sucesos de violencia que tuvieron lugar en el 2011 durante la protesta aimara, estoy de acuerdo con la protesta eso sí, pero las formas que se tomaron para hacerla fueron en parte surgidas de una inexperiencia política por parte de Walter Aduviri, no se comprobó aún si la Contraloría General de la República, la Gobernación y Aduanas fueron realmente siniestradas por los protestantes aimaras o sí esto fue por encargo de Walter Aduviri, sin embargo mucha gente lo cree y es comprensible hasta que no se demuestre nada cada uno sacará su propio juicio. Solo que también es posible que estos hechos hayan sido ocasionados por personas inescrupulosas que nada tenían que ver con la protesta o la comunidad aimara.
Entonces, ahora que estamos a unos días de que Walter Aduviri tome el poder de la región ¿Qué nos espera? Bueno, dentro de la historia de la comunidad andina en general nunca hubo una ley escrita o algo parecido, la única ley era la palabra la cual imperaba e impera aún sobre todo. Aduviri le dio su palabra a toda la comunidad andina, la cual él representa en todos sus aspectos, y también la que lo puso en el lugar en el que está. Tiene propuestas muy interesantes como el internet a banda ancha hacia las comunidades entre otros, pero lo que se quiere es desarrollo un que marque la pauta de una vez para el camino hacia la reivindicación de la cultura andina. Aduviri ganó con el 48% de los votos una cifra impresionante, ni necesitó de una segunda vuelta, pero de todos estos votos estoy casi seguro de que no fueron en su mayoría por parte de la población ciudadana, fueron las comunidades tanto quechuas y sobre todo aimaras. Todos recordamos lo que pasó con Cirilo Robles ex alcalde del distrito de Ilave aquel que fue ajusticiado por la comunidad aimara porque supuestamente no cumplió su palabra, bueno si fue justo o no ese es otro tema. Lo importante aquí es que si Walter Aduviri no cumple si quiera sus más importantes propuestas será la misma comunidad andina la cual lo juzgue, es decir estaremos tal vez ante un nuevo Cirilo Robles. Él está al servicio del pueblo y lo sabe y el pueblo también es la ciudad de Puno, no soy adepto del partido Aduviri ni mucho menos, pero no negaré que le tengo fe. Definitivamente no es aquel novato político que surgió en el 2011, es mucho más y tal vez nos sorprenda, si bien siempre suena tan radical hasta un punto que puede encender nuestras alarmas, debemos comprender que esa es la voz del pueblo aquel cansado de estar en la pobreza, en el olvido, sufriendo discriminación por sus propios paisanos, aquel pueblo que representa aquella cultura que por siglos ha resistido a la extinción, que a pesar de tanto abuso, muerte y violencia sigue en pie, aquella cultura que nos hace único como puneños y peruanos: la cultura andina.
Vuelvo a repetir no soy adepto a Aduviri, pero si ya hemos aguantado a corruptos, ladrones, personas que no pueden tomar sin ser grabados vergonzosamente, si hemos aguantado a gobernantes que proponían canchas de golf en Puno, entre muchos otros, por qué no a uno que es posible que realmente haga algo por nuestra región y no por lo que él es, sino por lo que representa y por quienes lo eligieron. Espero que Walter Aduviri esté a la altura de su cargo y de la gente que lo eligió pero solo el trabajo que haga hablará por él.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.