INseguridad

Si en el buscador de Google escribimos “joven muere por resistirse a robo” encontramos una hoja completa de noticias con nombres de mujeres y hombres que han sido asesinados durante estos últimos meses del 2018. Todos los días jóvenes salen de sus lugares de estudio o trabajo con el objetivo de llegar pronto a casa para terminar sus labores y luego poder descansar. Los viajes que hacen pueden ser de tan solo veinte minutos como también de dos horas, una travesía que recorren miles de peruanos día a día. Sin embargo, muchos de ellos no logran llegar a casa porque fueron golpeados,  amenazados o asesinados en algún acto delictivo.

La inseguridad que se vive día a día en las calles de Lima no discrimina el color de piel o que tan ancha lleves tu billetera. Todos los días tenemos que salir de casa con la esperanza de que no será la última vez que verás a tus papás, hermanos o, incluso, tu mascota. Este temor se ha incluido en el estilo de vida que tenemos la mayoría de ciudadanos.

Según el INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática), en un pequeño periodo del 2017 al 2018, se calculó que  el 25% de la población,  desde los 15 años a más, ha sufrido de algún acto criminal. Nos encontramos a finales del 2018,  ¿este porcentaje habrá disminuido o aumentado? Según el diario Gestión (gestión.pe), el temor que sienten los peruanos sobre inseguridad ha disminuido. En Lima Metropolitana, “solo” el 88.4% de los ciudadanos perciben que en los próximos doce meses podría ser víctima de algún acto delictivo. 

Para un ladrón no importa el sexo, la edad, si eres madre, padre o si eres el sustento de una familia. La delincuencia se encuentra en cada rincón de la ciudad. Muchos ciudadanos al ver la poca seguridad por las rutas que recorren día a día han desarrollado un mecanismo de defensa que se basa en caminar mirando a todos lados, buscar zonas iluminadas, evitar ir solo por avenidas alejadas, etc. Sin embargo, cada vez se escuchan nuevas formas de robo, y nos deja claro que no estamos seguros ni en la puerta de nuestras propias casas.

Es necesario que las autoridades vean lo importante que es buscar aumentar la seguridad en Lima (y en todo el Perú). Más policías haciendo patrullaje, mejor iluminación en todos los distritos, casetas de serenazgos que si respondan al llamado de los ciudadanos cuando los necesitan, etc., son muchas de las propuestas que piden los vecinos para poder sentirse “un poco más seguros”  en esta Lima de casi 10 millones de habitantes.

En una ciudad donde nos queda claro que ni el “perro héroe” está seguro, ¿cuántas muertes más tenemos que ver en la televisión o de cuántos intentos de robo tenemos que escuchar de parte de nuestros amigos/as que se han salvado una vez más de ser víctimas de algún ladrón que cobardemente te agrede y luego desaparece?

Mientras este problema de inseguridad se encuentra en una “mejora”, una vez más nos toca salir a la calle y esperar no cruzarnos con algún sujeto que, por robarnos dinero o algún aparato, nos termine arrebatando la vida.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.