The Keepers: un documental no apto para “monjas chismosas”

El país tuvo unos días muy agitados debido a la visita del Papa Francisco, en la que mediante aceptaciones y rechazos, lo recibimos de una manera muy positiva. El Papa visitó Puerto Maldonado, Trujillo y Lima para concluir su visita, en la que mediante lágrimas y emoción, la gente lo recibía. Sin embargo, el Papa no se salvo de la  polémica, soltando una serie de declaraciones en base la situación política y religiosa de nuestro país.

En cuanto lo político soltó esta frase:

“La corrupción es la destrucción de la persona”

Obviamente los políticos se lo tomaron con seriedad, mientras que otros como nuestro presidente Kuczynski se lo tomaron a la ligera.

También mencionó una frase en cuanto la situación religiosa de nuestro país, que es nada favorable debido a los acusaciones de pedofilia en instituciones religiosas como el Sodalicio. Pero Francisco soltaría una frase poco agradable, causando un cierto rechazo hacia su persona por parte de grupos feministas:

“La monja chismosa es terrorista, peor que los de Ayacucho”

En pocas palabras, todas aquellas monjas que presencian actos de pedofilia y saquen  a la luz estos actos, son “terroristas”.

A raíz de ello, hay que ubicarnos en Estados Unidos, a finales de los años 60, donde hubo un asesinato que impactó al mundo religioso.  Fue en Baltimore, Maryland donde una monja profesora de lengua y drama, Cathy Cesnik fue cruelmente asesinada el 7 de noviembre de 1969. 5 décadas más tarde y con el caso sin resolver, la plataforma streaming  Netflix lanza una serie documental llamado “The Keepers“, el 19 de mayo del año pasado, en la que incluye 7 capítulos donde unas alumnas de Cesnik, narran los horrores que vivían en el “Instituto de Mujeres Arzobispo Keough”.

Pero, ¿porqué fue asesinada Cernik? Ella había escuchado de sus alumnas, que fueron violadas por dos padres de dicho instituto. Esto llevó a Cernik a querer soltar esta noticia pero por  extrañas circunstancias, es asesinada salvajemente el 7 de noviembre de 1969, para meses después en 1970, su cuerpo sea encontrado.  El caso nunca se pudo resolver, ya que no había pruebas de los sacerdotes habían cometido estos actos. Sin embargo, mediante el documental una serie de declaraciones de las alumnas de Cernik narran los hechos terribles que vivieron en ese instituto dejando entrever los motivos tras dicho asesinato.

Definitivamente, un documental obligatorio de ver, sobre todo que te hace reflexionar el mundo oscuro que se vive en algunas comunidades religiosas donde las “monjas chismosas” lugar no han de tener.