Un 2017 desastroso

Hoy es el último día del año pero no hay motivación para celebrar. De lo que pudo haber terminado favorablemente terminó desfavorablemente. La crisis golpeó fuertemente a la estabilidad de nuestro país, que en vez de producir avances, mostramos un retraso inacabable que parece continuar el siguiente año. Fuimos golpeados por los desastres naturales pero supimos como mantenernos fuertes, ayudando a los más golpeados para que el Perú sea una sola fuerza. Rompimos el sueño imposible de no poder entrar a una competición internacional, para que luego 36 años digamos que estamos en el mundial. Sin embargo no es todo felicidad puesto que el presidente que nos representa, no ha sabido manejar la situación social, puesto que se ha visto derrotado por un partido que solo gana por mayoría, y que luego saldrían a la luz revelaciones oscuras que terminaron por sepultarlo.

No es sorpresa señores, el país está gravemente afectado por la crisis política que atraviesa desde hace mucho tiempo. Se supondría que con la elección de Kuczynski terminará esta pesadilla pero parece que ha ido en un aumento para luego se transformarse en una peste como la peste bubónica del siglo XIV. Esta autodenominada crisis política del 2017 se divide en dos partes : Primer y segundo periodo.

Primero periodo:

Negación al Primer Gabinete: Agosto fue el inicio de todo, con la huelga magisterial de los profesores del SUTEP, Fuerza Popular vio el momento perfecto para presentar una moción contra la ex ministra de educación Marilú Martens , en la que se encontraba en negaciones con los profesores para encontrar una solución para acabar la huelga . Con poco éxito, en el congreso se daba la votación de la moción en la que concluyo con 79 votos a favor, 12 en contra y 6 abstenciones para realizar dicha interpelación que se llevaría el 8 de septiembre. La ministra contestó las 40 preguntas , sin embargo no fue nada satisfactorias para Fuerza Popular, que terminaría presentando otra moción contra ella pero luego aparecería Zavala para presentar una Cuestión de Confianza al congreso para que el Primer Gabinete se quede. Desafortunadamente fueron 77 votos en contra, causando que el Primer Gabinete desaparezca . Para el 17 de ese mes, Kuczynski presentó un nuevo Gabinete Ministerial en la que Mercedes Aráoz sea la nueva Presidenta de Consejos de Ministros con el anuncio de 4 nuevos ministros; Claudia Cooper(economía), Idel Vexler(educación), Enrique Mendoza(Justicia y Derechos Humanos), Fernando d Alessio(salud) y Carlos Bruce( Vivienda) .

Segundo periodo :

Acá comienza lo que serían los secretos ocultos del presidente . Mientras que Alan y Keiko negaban rotundamente que no estaban vinculados con Odebrecht y asistían a las reuniones de la Comisión Lava Jato a declarar discursos, Kuczynski estuvo en el ojo de todos cuando se relevó que mantenía negaciones la empresa brasileña, empeorando más su situación. Esto motivó a los partidos para presentar una moción de Vacancia al presidente, mientras que Kuczynski mediante mensajes a la nación y entrevistas, sostenía que el único que tenía relaciones con la empresa brasileña, era su socio de ese entonces Gerardo Sepulveda, donde también entraba su ex empresa Westfield Capital.

El 21 de diciembre, Kuczynski asistió al congreso para responder todas las inquietudes de los congresistas a lado de su abogado Alberto Borea, donde después daría una magistral defensa acompañado de citaciones relacionados con cursos de derecho y ética. Iniciando el debate, se sabía que el futuro de Kuczynski era bastante incierto ya que Fuerza Popular, Frente Amplio y Acción Popular sabían que sus conciencias eran vota a favor de la vacancia . Hasta que sorpresivamente apareció Kenji convenciendo a algunos colegas suyos para votar en contra de la vacancia. Iniciando la votación, Nuevo Perú abandono el congreso, causando rabia en Fuerza Popular. Exactamente fueron 78 votos a favor, 19 en contra y 21 abstenciones , causando por segunda vez que el Fujimorismo pierda nuevamente y Kuczynski sea el victorioso.

Pero no fue alegría, poco después de la vacancia, el 24 de este mes antes de las vísperas navideñas, el presidente le dio indulto a Alberto Fujimori, provocando decepción, indignación y tristeza para luego en pleno 25 de diciembre, haya una marcha nacional contra el indulto y luego tres días después, se ejecute otra. El Fujimorismo volvió a ganar y Kuczynski terminó decepcionando una vez más.

Así culminamos este 2017, de la manera mas abrupta y fría, quitando así las ganas de celebrar con tus familiares y amigos. Probablemente no cambie nada el otro año pero sí urgentemente necesitamos salvar al país de esta peste que cada día más se hace mas fuerte.